logo_bg We Can Cure Alzheimer's Now
 
 

Sobre la enfermedad del Alzheimer

Un reto generacional

Nacimos en los años sesenta. Y en 2011, los primeros de nuestra maravillosa generación, marcadora de tendencias y rompedora de barreras, celebraron su 65 cumpleaños. Siempre hemos ido más rápido… más lejos… más alto. Hicimos mucho ruido y nunca retrocedimos ante un reto.

¿La polio? Es historia. ¿Poner un hombre en la luna? Pan comido.

Pero ahora nos enfrentamos a la lucha de nuestras vidas… contra la enfermedad del Alzheimer. Y a medida que envejecemos, cada vez más gente de nuestra generación seremos diagnosticados.

Tras cumplir los 65: 1 de cada 8 será diagnosticado. ¿Si vive hasta los 85? Uno de cada dos sufrirá la enfermedad. ¿No sufre la enfermedad? Lo más probable es que tenga que cuidar de alguien que sí lo haga.

La Asociación del Alzheimer dice que el Alzheimer era una enfermedad que vieron en sus padres o abuelos quienes nacieron en los años sesenta. Ya no. El Alzheimer es nuestra enfermedad, nuestra crisis, nuestra epidemia.

¿Cómo lo frenaremos? Trabajando juntos. Subamos el volumen –en conocimiento… en financiación… en diagnóstico temprano e investigación. Somos la “Generación Alzheimer” y juntos podemos prevenir el Alzheimer para 2020.

 

Se vislumbra la esperanza

Los científicos creen que estamos en el momento crítico. 

Hemos aprendido más sobre la enfermedad del Alzheimer en los últimos diez años que en los primeros cien. Ese conocimiento nos ofrece un camino claro para desarrollar tratamientos que prevendrán los cambios en el cerebro –la acumulación de placas y enredos– que son las características distintivas de la enfermedad.

En la actualidad, nuevas drogas en los laboratorios están previniendo la acumulación de proteína amiloidea mortal que forma las placas del Alzheimer. También hay en los laboratorios nuevos y prometedores tratamientos que previenen la acumulación de proteína Tau que causa los enredos de células nerviosas muertas.

 

El Alzheimer en La Florida

El efecto de la enfermedad del Alzheimer va mucho más allá de sus víctimas. El daño a la economía de La Florida es enorme.

De acuerdo con el Informe de 2012 de Hechos y Figuras de la Asociación del Alzheimer, en 2010, más de 998.000 asistentes domiciliarios proporcionaron 1,1 mil millones de horas de cuidado no remunerado, con un valor económico total de más de 13 mil millones de dólares. A medida que los miembros de la familia pasan de ganar dinero a tiempo completo a convertirse en cuidadores a tiempo completo, ellos sacrifican ingresos y ahorros para la jubilación. Y los comercios de La Florida han perdido millones en productividad.

Haga clic aquí para conseguir más información sobre el Alzheimer en La Florida.